Todos los viajes empiezan con una idea, un comentario, una plática, una foto, un concejo, o algo que yo llamo el paso primario, pues esta historia nace con un libro de rutas en PDF del Valle de Yosemite, un día Pablo Calleja me dice, bueno y me manda por Whats (21 julio 2020) el libro Yosemite Valley Free Climbs, cuando lo veo literal me temblaron las manos y mis pupilas se dilataron, algún día iré y sino físicamente mi espíritu (si existe jajaja),el caso es que después de tomar aire empezamos a mensajearnos.

Pablo:

Jajaja a mí me paso lo mismo (temblor de manos)

y dije , porque no jajaja

Hay algunas sencillas 10s y 11s

Yo: Eso y la Visa nomas jajaja

Pablo: Para irle pensando

Échale un ojo y me cuentas

22 de Julio

Yo: Estaba planeando guiar una salida a Perú para escalar sobre 4,000 msnm.

Y así seguimos platicando sobre el libro y la escalada.

En algún momento le digo, yo no sé escalar en tradicional conozco la técnica de en cuñar y procuro practicarla y se dice que en tradicional es un grado arriba con relación a la deportiva, entonces le pregunto y tú sabes Trad y me dice no jajaja como vamos a escalar ahí si no sabemos, iremos hacer senderismo, Pablo dice debe haber deportiva y nos pusimos a ojear el libro y no encontramos rutas, luego no queriendo la cosa le digo y cuál es la mejor época para ir, y me contesta en julio a lo que respondo pues ya fue estamos en julio jajaja

Bueno podrá ser el próximo año, oye y tú conoces El Potrero Chico? Responde no, así que le dije vamos allá a finales de octubre y te va a encantar y así surgió la idea a partir de otra idea para escalar en El Potrero Chico, teníamos tiempo para entrenar y Pablo había comprado una cuerda para estrenarla en algún proyecto.

Bueno pues lo primero, primero es comprar los boletos, eso crea el sentimiento de compromiso, obtenemos mejor precio y podemos empezar a planear con un primer objetivo, el desde Guadalajara y yo desde la cdmx.

Así pasaron los meses le mande rutas para hacer avances de entrenamiento, tips, trips and traps para nuestra estancia en El Potrero Chico, dado que había ido varias veces la primera de segundo.

Conforme se acercaba compartimos ideas archivos topos, equipo, desglose de gastos, donde comer, comprar, hospedarnos etc.

Y a seguir entrenando aun cuando la pandemia te obligaba a estar en casa, una vez a la semana salía escalar a CU o hacer travesía, ya para septiembre había más gente saliendo porque la zonas de escalada estaban abiertas, obviamente Pablo y yo no podíamos entrenar juntos, el procuraba salir en Guadalajara, yo pude ir a Jilotepec, Remedios, La escuelita mucho gracias al apoyo de mis amigos que algunos aprendieron asegurar de punta para poder puntear, otros ponían su tiempo y auto para salir y yo encantado aunque fuera por medio día, esa disponibilidad de tiempo de ellos fue crucial para poder alcanzar este objetivo, no tengo palabras para agradecer pero si una deuda que espero pagar cuando ellos me pidan ayuda para un proyecto igual o similar.

Pero como todo en la vida tiene cambios, yo por mi parte buscando no enfermar de covid-19 o lastimarme escalando algo que daría al traste con nuestro objetivo, cuando decidimos comprar los boletos la zona de El Potrero Chico estaba cerrada y no sabíamos cuando estaría abierta mantuve comunicación con la gente de El Potrero Chico como Karla, para ir viendo como estaba la cosa por allá, a un mes de salir le hacen cambios en el vuelo de Pablo que viajaría de Guadalajara a Monterrey quedando la salida con un desfase de una hora con respecto a mi salida o sea lo esperaría una hora en el aeropuerto y en el regreso el desfase fue de 12 horas ahí yo tendría que esperar en el aeropuerto hasta mi hora de salida.

Bueno así fue pasando el tiempo y ya para dos días de salida Pablo me dice no puedo hacer el check in, yo ya tenía el mío, él se pasó esperando hora y media para que lo atendieran y le dijeron que el check in lo podía hacer un día antes, así que pablo se esperó un día, pero en el inter me dijo si es necesario me voy en autobús, yo solo pensé vas a llegar molido, pero bueno demos tiempo al tiempo, ya un día antes pudo hacer el check in así que nos dijimos buena suerte nos vemos en monterrey.

Como ven la aventura empezó el 21 de julio y termino el 31 de noviembre que termine esta reseña, nunca debemos de olvidar el objetivo final, durante el proceso habrá cosas que cambiaran y buscaran desviarte y solo de ti depende si lo logran o tú las alineas a tu objetivo principal y por muy abrumadora que parezca la expedición empieza por lo básico y avanzando en un objetivo a la vez. Si quieres que todo sea perfecto te quebraras al primer embate del viento, aprende del bambú se inclina y no se rompe, se flexible.

24 de octubre 2020 inicio del viaje y como me ha pasado en otras ocasiones, casi no duermo entre la emoción del viaje y no llegar tarde al aeropuerto, de paso que tal si el taxi tiene un desperfecto o algo así, jajaja

A las 3:30 me levante vestí y comí algo, mientras esperaba el taxi, llego puntual, y después de 10 minutos me dejaba en el aeropuerto, pese primero la mochila de expedición y vi que estaba por debajo del límite máximo 25 kg, así que pase algunas cosas de mi mochila de viaje principalmente ropa, me forme para documentarme y de ahí me fui hacer tiempo una hora y comí otra cosa, después a pasar a las salas de espera y el control de revisión, ahí me pidieron que me quitara el cinturón pero el pantalón que llevaba era uno de montaña donde el cinturón va cocido al pantalón, a explicar eso, así pase al escáner dos veces que porque traía algún metal del lado izquierdo del cuerpo, después una vigilante me reviso el costado de las costillas y dijo que pasara buen osos, de ahí a la sala de espera 18, a caminar ya en la sala de espera bueno a dormir un rato, ya llegaron los asistentes del vuelo y abordamos por turnos, llegue a mi asiento y sorpresa estaba el cojín fuera de lugar y manchado de chicle mora azul o algo así, una aeromoza se acercó y me dijo que me pasarían a un lugar más cómodo y sin costo, así que me pusieron a la altura de las alas, mientras tanto Pablo mi cordada andaba haciendo lo mismo pero desde Guadalajara y con una hora más tarde de diferencia, el llegaría a la terminal B y yo a la A, Eliud el taxista que contrate llegaría a las 10:00 al aeropuerto esperaría en un Oxxo cercano a que le avisáramos que habíamos llegado para recogernos, recogí maletas y me fui a sentar a esperar que Pablo me dijera que ya estaba listo para hablar con Eliud, quien nos recogió a las 11:30 primero a mi porque nos conocemos y después a Pablo y bueno de ahí a El Potrero Chico.

Llegamos a hidalgo como a las 12:30 para comprar en la Mexicana la comida de la semana, a las 13:00 estábamos en el Cubil de El Potrero Chico nos dieron nuestro cuarto que compartimos con Ryan un Irlandés enojado porque lo habían bajado de las paredes jajaja, (sé que no debería pasar esto y menos con los extranjeros pero en este país hay muchas cosas que pasan en Suiza porque en México jamas jajajaja) comimos algo rápido y nos pusimos arnés, casco y equipo para ir a escalar.

Escogimos el cañón de los Lobos, porque no le da el sol y para que Pablo vaya conociendo la piedra y el acercamiento, mientras nos preparamos nos dimos el tiempo para contemplar las paredes de El Potrero Chico, porque son impresionantes e imponen la primera vez y las segundas y las terceras jajaja

El cañón de los Lobos hicimos unas tres rutas

El Lobo nunca llora (Never cry Wolf) 5.8 y 5.10c

El cachorro (The cub) 5.7

Afinamos técnicas, manejo de cuerda, órdenes, etc. y para variar se atoro la cuerda, pero con un buen jalón se soltó, solo era la primicia de otras ocasiones donde sí se atoro y hubo que volver a puntear, pero me estoy adelantando a la historia.

Regresamos al Cubil del Potrero Chico para comer-cenar y esa sería nuestra rutina de cada día Escalar-Comer-Cenar (ECC) jajaja, para entonces serían las 19:00-20:00 empezamos a ver opciones de rutas sin sol pero con muchos largos eso es lo que quería mi compañero, así que dijimos vamos a Estrellita en el Cañón de las Estrellas a la ruta le da el sol como a las 13:00, así que la idea era empezar temprano siete de la mañana, nos fuimos a dormir yo con la preocupación de que sería una ruta que después del 4to largo no te puedes regresar y el rappel se tiene que hacer por atrás y terminas en el cañón de los Lobos.

Día Dos, cuando me levante tuve que repensar donde estaba y que día era, porque se me había borrado la noción del tiempo.

Desayunamos y preparamos las mochilas de ataque con agua y electrolitos, botiquín, equipo de rescate, lámparas pilas, lo hicimos cada quien absorto en sus pensamientos, ya que son 12 largos y no hay retorno y el rappel, puntos importantes para considerar y bueno la idea es bajar con luz de día, aunque traemos lámparas pues lo menos que quieres es regresar noche.

Empezamos a caminar hacía las paredes bromeando sobre lo que le paso a Ryan y lo enojón que era y sobre todo de que siempre en la vida hay cosas que te desvían de tus objetivos y lo importante que es siempre buscar como darle la vuelta y volver a direccionar para la meta, como el caso de que no tenía una mochila de ataque, la que tenía pues se desgasto, afortunadamente mi amiga Alma me presto la suya, mientras seguíamos caminando viendo las paredes, sobre el lecho del río estaba una chica con dos perros, se veía que era escaladora nos saludamos y platicamos momentáneamente y nos dijo que su novio y un amigo estaban escalando Estrellita a lo que Pablo y yo nos lanzamos una mirada de ya no podremos escalarla, posterior a eso y con preocupación nos dijo que su amigo de New York, se había lastimado y lo estaba bajando su novio, nos ofrecimos ayudar, pero nos comentó que ya estaban bajando, le pregunte a donde lo llevarían y dijo a monterrey que es lo que generalmente hace la gente de rescate de El Potrero Chico, nos adelantamos a la ruta para ver si los ayudábamos, el gringo venia cojeando con el tobillo inflamado pero por su propio pie, llegamos hasta el inicio de la ruta y el novio de la chica estaba tirando la cuerda, preguntamos necesitas ayuda y nos dijo, que no que lo que había sucedido es que el gringo quería tomar la variante para el tercer largo 5.11 y no había alcanzado a chapar la primera y al caer se había torcido el tobillo, así que la ruta quedo libre aunque en la mente surgió el pensamiento no podemos lastimarnos jajaja

Así iniciamos la ruta Estrellita, empecé por puntear el primer largo 5.9, Pablo el segundo 5.9+, el tercer largo 5.9, el cuarto largo le toco a Pablo 5.8,3ra clase (jardín), ahí comimos y descansamos unos 15 minutos, el largo 6 5.7 y 7 también 5.7, se puntearon en un mismo momento, el largo 8 le correspondió a Pablo, el siguiente largo 5.9 lo realice yo, largo 10 un 5.10b para Pablo, el largo onceavo 5.10b lo puntie yo y el último largo lo realizo Pablo para que coronara la punta como primero, ahí comimos, nos tomamos fotos, platicamos de cómo nos había pegado el calor y procedimos a realizar el rappel, primeramente siguiendo la guía una cuerda amarrada que te lleva a la reunión donde inicia la primer reunión (primer repisa) del rappel, cuando desciendes pasar por una segunda repisa que tiene una flecha hacía la izquierda, eso te indica que debes descender en esa dirección hasta una reunión que se localiza frente de una palmera, de ahí pablo descendió hacía el primer cañón uno pequeño el cual tienes que saltar, hasta localizar una cuerda y una reunión que está en el filo, de ahí comenzamos a bajar por la pared del cañón de los Lobos, hasta el piso del cañón, y después descender hasta la calle, debo reconocer que se me hizo larguísimo salir del cañón de los a pesar de que veníamos muy animados habíamos subido el por primera vez 12 largos y yo por segunda vez, sin mayores contratiempos, caminamos de regreso si no antes ver hasta donde habíamos subido porque si es impresionante, como el día era domingo la gente de Hidalgo principalmente chavos van a tomar cerveza en los carros y poner música norteña, de banda o grupera, de hecho había un grupo de jóvenes unos 20 que seguro habían salido de la fiesta y la seguían ahí, cuando íbamos camino a la ruta en la mañana, ellos se estaban tomando una foto de grupo y nos empezaron a llamar en ingles que nos tomáramos la foto con ellos Pablo como que no quería pero lo anime y mientras me acercaba les dije en tono norteño que les pasa batos si soy mexicano no me hablen en ingles todo rieron y nos tomamos la foto nos ofrecieron unas cervezas pero denegamos la invitación teníamos una ruta de 12 largos que nos esperaba, ahora que ya era tarde ya había mucho más carros compitiendo por cual ponía su rola con más volumen, durante el ascenso varias veces en algunas reuniones comentamos la escandalera y lo raro del comportamiento ir a presumir tu nave y la música mientras recorrías de un lado a otro la avenida, pero pues cada quien se divierte o realiza sus acciones de cortejo de diferente manera jajaja.

Seguimos caminando y mientras salíamos del parte vimos unos cuates con unos binoculares observando las paredes y nos preguntaron si habíamos subido y pues les dijimos que subimos una ruta que se llama estrellita y termina en esa palmera se la señalamos y el veía una más baja cuando vio la que señalábamos exclamo ¡En la Madre hasta yaaá¡, no sí que esta alto nos felicitó y nos dio la mano igual que su compañero, seguimos nuestro camino a El Cubil Del Potrero Chico felices, contentos y con muchas ganas de comer algo, cuando entramos estaba Graciela y Benjamín los papas de Adán el administrador junto con su hermana, su esposo preparando un asado de carne, pollo quesadillas, chorizo, cervezas y nos recibieron para comer con ellos, al poco rato llego Miguel un amigo de la familia que vive atrás y arriba de ellos más cerca de la montaña el forma parte de la brigada de rescate del El Potrero Chico, la plática fue muy amena al calor de las cervezas y la carne, el pollo las tortillas la salsa todo era magnífico para festejar la coronación de la ruta.

Tercer día: como nos sentíamos más bien satisfechos decidimos hacer solo algunas rutas, en el Cañón de la Virgen The Gringo Ate My Baby 5.9, DNA 5.10a y Putas de Fuego 5.10a y en el Cañón de la Jungla, Las Chimuelas 5.9 3 largos. Ahí conocimos a Caleb y Honey que son los que atienden en el Búho Café, abre a partir del 15 de noviembre, en la plática nos dijeron que si andábamos por el pueblo les llamáramos y podían abrirnos para tomar un café. Nunca nos dimos tiempo para ir a tomar ese café, también conocimos a Roberto de Torreón un chavo a toda onda que quiere participar en mi página para poner publicar las zonas de escalada en ese estado.

Cuarto día nos fuimos al Cañón de las Estrellas para intentar la ruta de Supernova una ruta ampliamente recomendable de 8 largos, su entrada está marcada por que puedes hacerlo mediante dos rutas ambas coinciden a la reunión del primer largo la derecha viéndola la ruta de frente es Gusana Ciega un 5.10d sostenido y a la izquierda está el primer largo un 5.11a (Solo es un paso en la placa 3 o 4), después de eso los largos que siguen son 5.6 al 5.9, durante casi toda la ruta no le da el sol, ya cuando estas en los 3 últimos le dará el sol. A nosotros se nos complicó la bajada porque se atoro la cuerda en una planta pero desde arriba no podíamos ver en que se había atorado y volvimos a puntear el largo, coincidiendo con las argollas auxiliares (si traes una cuerda de 60 mts.) para hacer rapel así que no tuvimos que abandonar un maillon, con una de 70 no es necesario usar estas argollas.

Ese retraso origino que para el regreso empleáramos lámparas y de bajada con poca luz, nos metimos por donde no era y Pablo se le movió el piso porque es un acarreadero todo por ahí lo que origino que se deslizará el piso y con ello algunas piedras grandes una de ellas me alcanzo en la espinilla del pie derecho afortunadamente solo fue de refilón y no paso más que un rozón fuerte, retomamos la búsqueda y dimos con el camino para bajar sin contratiempos, debo reconocer de las personas que han puesto polines de ferrocarril asegurados con varillas a manera de crear terrazas para contener el deslizamiento del piso, que ayuda mucho en el ascenso y descenso, no sé si haya sido el municipio o la comunidad escaladora, pero ante ellos me quito el casco en agradecimiento. (Escalada Libre AC, por confirmarse).

Como ya es tradición, el siguiente día es de tranquilidad y sosiego en la escalada, pero no dejar de escalar así que volvimos al cañón de la virgen, pero nos fuimos tan tranquis tan tranquis que olvidamos la cuerda jajaja así que Pablo se lanzó por ella ese día el clima estaba en 28 grados, mientras tanto yo subí las mochilas y ahí a esperar, a los 15 minutos me manda un whats para preguntarme si traía la llave del cuarto porque no estaba nuestro compañero ni nadie de la administración, jajaja así que se regresó, por la llave llego empapado en sudor, ahora lo adecuado era que yo fuera por la cuerda así que me lance ya con el sol en 30 grados jajaja, a tostarse un rato, así que después de una hora empezamos a escalar Spin Doctor 5.8 y La Flaquita 5.10c

Regresamos sin más problema con sed y hambre, llegando Ryan estaba comiendo una hamburguesa y Pablo le pregunto de donde y decidimos ir por una de esas, así que nos dimos a la tarea de caminar hacia frio pero con la caminata rápida de 3 km rápido entramos en calor, llegamos por las hamburguesas con más hambre jajaja, se tardaron (probablemente lo sentimos así por el nivel de hambre jajaja), pedimos la de BBQ con papas, era una hamburguesa de 20cm y alto 10cm, bueno púes a darle el pablo todavía se refino una normal y unos dedos de queso, jajaja

Emprendimos el regreso y ya con energía le bajamos 10 minutos al recorrido de 30 por los 3 km, digo había que bajar la mega hamburguesa jajaja

A dormir bueno después de platicar con Adán de la vida y otras cosas jajaja

Al día siguiente nuestro último día emprendimos el camino sin olvidar la cuerda jajaja y seguimos otra vez, en el Cañón de La Virgen hicimos Luz Eterna 5.8 y en la zona de escalada Minisuper la ruta llamada CocaCola 5.10b, ya de regreso pues teníamos un cierre de salida con una pizza familiar de Bijöun, cerveza y vino tinto para festejar el fin de nuestra estancia, asistió la familia, el administrador y amigos en el convivio de cierre del viaje y mi festejo por mi cumpleaños, y aunque era nuestro último día de escalada quedamos con el ánimo de regresar el próximo año para seguir conociendo esta zona de escalada con fama internacional dentro del territorio mexicano y muy probablemente la próxima vez con más tiempo para visitar el Salto y la Huasteca, dos zonas que también vale la pena visitar.

Mañana salimos al aeropuerto a las 4:00 am, mediante un taxi que nos consiguió Adán el administrador con Autotransportes Casillas (El Cubil del Potrero Chico) y aunque nos vamos cansados, pero de ninguna manera desilusionados por la aventura que comenzó en julio y concluyo el 31 de octubre de 2020 (102 días), demostrando una vez más que siempre hay opciones para alcanzar los objetivos si marcamos un plan y lo vamos adaptando a las circunstancias.