Wrecked hand

La piel de nuestras manos hasta que las lastimamos entrenando o escalando en la piedra no le damos la importancia que tiene, en este artículo trataremos sobre los cuidados que debemos tener con nuestras manos y aunque se dice que los pies te suben para enfatizar la participación de ellos pero hay que agregar también las manos. Ellas marcan la dirección, la cadencia, los bloqueos, permiten el uso de los diferentes agarres y muchos otros movimientos, sin ellas no se puede escalar, por eso es muy importante saber qué hacer cuando hay una ampolla, cómo tratar las callosidades, las heridas, las abrasiones, etc. La siguiente liga te lo dirá.

La piel es un órgano fisiologicamente hablando pero, también es la forma en que nos relacionamos con el medio ambiente, tiene sensores de presión, temperatura, el pelo se ve influenciado por los campos magnéticos (quien ha estado en una tormenta eléctrica sabe de qué hablo) resumiendo nos rodea y protege, permite que podamos emplear nuestras extremidades para realizar diferentes tareas gracias a su elasticidad, agarre, sensibilidad y resistencia.

Resistencia no tiene que ver con cuánto tiempo aguantamos, sino con su resistencia a cortes y  abrasiones, cuando escalamos o entrenamos estamos sujetos a realizar con nuestras manos muchos movimiento que implican pinzar, contraer, rozar o friccionar, suspender, en todos ellos la piel es el último contacto con la piedra o las presas, mediante ella sentimos o palpamos para decir de la mejor forma de quedarnos tomados por las manos.

La piel no tiene el mismo grosor este cambia dependiendo de donde se localiza la piel como en el caso de los párpados o el de la planta de los pies, la epidermis es la responsable de llevar los nutrientes a la dermis, la piel por su fisiología se divide en cuatro tipos basados en la cantidad de grasa (sudor) que producen.

Piel Normal: no presenta un exceso de grasa ni falta de ella se diría que es de formato equilibrado.

Piel Seca: es piel con humedad baja lo que disminuye la habilidad para proteger y tiende a generar grietas dolorosas o sangrante, este tipo hace que la recuperación de las manos después de un intenso día de escalada, sea larga.

Piel húmeda o grasa: es una donde la sudoración es muy alta, esto provoca que las capas de la piel se vayan perdiendo fácilmente durante la escalada. este motivo genera que algunos escaladores dependen del uso de la magnesia.

Piel mixta: es aquella que presenta las anteriores en diferentes partes del cuerpo.

Nota del editor: En algunos casos los escaladores no necesitan usar magnesia o utilizarla en exceso, eso sucede por la mala creencia de que si eres escalador debes utilizar magnesia y debes llenarte de magnesia toda la mano como un guante esto no es necesario, depende de tu tipo de piel, solo debes aplicar una capa leve de magnesia (en algunos caso no en toda la mano, hay escaladores que les suda entre los dedos o solo la palma entonces debes usar solo donde aplique) el exceso hace más resbaloso el agarre además que dejan manchada la pared de magnesia

Hay un estudio (Study: Use of ‘chalk’ in rock climbing: sine qua non or myth?, J Sports Sci 2001 Jun;19(6):427-432) que analizó el coeficiente de fricción de 15 escaladores en tres tipos de roca: Arenisca, Caliza y Granito, se demostró que este era mayor sin magnesia o sea el uso de magnesia disminuye el coeficiente de fricción, el uso de la magnesia solo es para secar no para tener un mejor agarre, el problema es el aspecto psicológico, que hace que el escalador crea que entre más uso de magnesia mejora su agarre, el otro aspecto es que es como una muletilla o sea lo usa el escalador para descansar, por eso se cuelga e intercambia los brazos y al hacerlo mete la mano en la bolsa de magnesia.

La piel así como todos los elementos de tu cuerpo necesitan agua y alimento recuerda que somos un 70% de agua la cual nunca debe faltar en tus sesiones de entrenamiento y escalada, los alimentos también son muy importantes te dan la energía necesaria para aguantar las pesadas horas de entrenamiento y las retadoras salidas de escalada, recuerda la máxima que dice eres lo que comes.

Todos los que escalamos hemos notado como las manos duelen como si nos hubiéramos quemado.

Sasha-Diguilian-01

 

 

 

Referencias:

https://www.pasoclave.com/cuidado-piel-manos-escaladores/

Haz clic para acceder a Uso-del-magnesio-en-la-escalada.-Mito-o-realidad.-University-of-Birmingham.pdf