Localización/Location
Coordenadas/Cordinates: 19.92026, -99.48970
Como llegar/how to get: Tomar la autopista México-Querétaro, al llegar al km 83 salir por la desviación hacia Jilotepec, posteriormente encontrara una gasolinería para dar vuelta en U al final de la gasolinería y a media cuadra vuelta a la derecha sigues durante 1.2 km aproximadamente, cuando topes con pared gira a la derecha para continuar hasta la entrada al parque ahí se acaba la terracería.

Acceso/Access:
Descripción del lugar/Place Description: bosque de encinos, Ratón de campo, víboras de cascabel, ardillas, halcones y muchas aves más
Costos/Costs: Entrada $25.00 pesos, se paga en la pluma de acceso e incluye baños limpios con papel y jabón.
Tipo de Escalada/Climbing Type: Deportiva
Tipo Roca/Rock Type: Conglomerado de basalto y cantera de color gris obscuro y café claro.
Disponibilidad/Availability: es un clima de templado a frio (15°C), sobre todo en la sombra y por las noches. Se puede escalar todo el año, incluso cuando llueve hay paredes que por su desplome no se mojan. ¡Es importante llevar una buena chamarra!
Equipo/Equipment: Cuerda/Rope: 70 mts , Anillas/Quickdraw: 3 a 25, Casco/Helmet: recomendado
Comportamiento/Ethic: Sigue las veredas prestablecidas, no hagas fogatas ni montes tu casa de campaña en la base de las rutas y no dejes basura.
Donde Comprar/Where you buy: puedes encontrar varias misceláneas (tiendas) en el camino, “La Tienda de Nancy” es la última, puedes comprar agua, botanas, jugos y alimento en latas. Hay un mercado y una panadería e el pueblo DE Jilotepec, así como en los arcos, hay puestos de comida, solo los domingos.
Donde quedarse/Where to Stay: Es posible acampar en la zona, uno de los mejores lugares es frente al Huevo ya que por su desplome, si cae lluvia, ahí la libraras. También puedes quedarte en unas cabañas y bancos con techado, que cuentan con chimeneas. El lugar tiene construidas varias parrillas techadas para realizar comidas con los amigos o familiares si deseas hacerlo solo necesitas llevar la parrilla, así mismo hay cabañas con varias habitaciones sala comedor baño y chimenea que han sido vandalizadas por los mismos pobladores.
La seguridad es buena pero siempre es importante mantener la guardia en las pertenencias, así como evitar vagar solos principalmente las mujeres, nunca se ha sabido de ataques, solo de perros que se han peleado y algunos amos al tratar de separarlos salieron lastimados, así como escaladores lastimados por no utilizar casco o malas prácticas de aseguramiento.

Comentarios/Comments:
Si llevas mascotas debes tenerla amarrada y recoger sus desechos.
Cuando visitar: Se puede visitar casi todas los días, excepto en época de lluvias.

Donde comprar/Where you Buy: en la carretera de acceso a Jilotepec después de la desviación de la autopista México-Querétaro, hay varios comercios y restaurants. Hugo´s Pizza ofrece pizzas que te lleva hasta el estacionamiento de las peñas el teléfono celular es: +52 1 55 3675 0057, por si se les antoja una pizza después de unos pegues.

Teléfonos de Emergencia:
Policía Estatal: 0176-1743-0388
Protección Civil: 0176-1734-2360
Policía Municipal: 0176-1734-2500
Hospitales:
HOSPITAL GENERAL JILOTEPEC 0176-1267-1110

Topos: (clic en la imagen)

jilotepec-topo-general-01

Fotos:

DSCF7743

Observaciones: La aproximación es de 50 mts. Desde el estacionamiento. Existen rutas singulares como La escupe vacas tiene una entrada que ha cobrado varios tobillos lastimados porque materialmente te escupe o Lujuria la ruta más fuerte de México 5.14d en el sector de Día de Campo
Una de las partes más fuertes es el huevo por el desplome y la entrada a las rutas.
Toponimia:
El término Jilotepec proviene del náhuatl. Los radicales son: xilotl, “jilote” (mazorca tierna), tepetl, “cerro”, y el sufijo c, “en”, y en conjunto se interpretan como: “En el cerro de los jilotes”. El jeroglífico toponímico de Xilotepec, que se encuentra en el Códice Mendocino, está compuesto por la representación de un cerro y, sobre él, dos mazorcas con las espigas del maíz tierno.

Historia:
México prehispánico
La primera etapa de la historia prehispánica comprendió el establecimiento de los otomíes (que significa “flechador de pájaros”), los primeros pobladores de la gran región de Xilotepec. Según Jacques Soustelle, que hablaban el otomí-pame que, se dividió en otomíes, mazahuas, matlatzincas o pirindas y ocuiltecas, pames y chichimecas. En la segunda con la dominación azteca y la influencia de la cultura náhuatl. En 1379, Acamapichtli, un tlatoani azteca, sometió a los habitantes de Xilotepec. Axayácatl Sexto, Supremo Señor, fue “…contra los otomíes de Xiquipilco, Xocotitlán y Xilotepec y también los vencieron… aunque fue difícil sujetar estas tres naciones por ser gente belicosísima”, según narra Fernando de Alva Ixtlixóchitl. Para la coronación de Ahuitzotl en 1487, se hizo nuevamente la guerra a los otomíes de la región de Xilotepec, quienes se distinguieron en la actividad agrícola, la alfarería y el tejido, lo que dio como resultado la destrucción de Chiapa (Chapa de Mota), y la asistencia de cientos de otomíes a la coronación del séptimo “Señor Supremo”.

Durante la Nueva España
Al caer el imperio azteca y con la instauración de la Nueva España, los reacomodos administrativos y divisiones territoriales hicieron que Xilotepec fuera una de las provincias menores de la provincia mayor del reino de México. En la división eclesiástica del arzobispado de México, Xilotepec fue una villa que contaba con doctrina y curato, administrados por religiosos franciscanos quienes, representados por los frailes Alonso de Rangel y Antonio de Ciudad Rodrigo, fueron los primeros en evangelizar el lugar. Juan Jaramillo, encomendero de Xilotepec y esposo de la famosa Malinche, a la muerte de su hija María Jaramillo en 1531 contrajo nupcias con doña Beatriz de Andrade, mujer rica y distinguida de la Ciudad de México, quien a la muerte de don Juan y por no tener descendencia quedó como encomendera de Xilotepec. Tiempo después, doña Beatriz contrajo nupcias con Francisco de Velasco, medio hermano del segundo Virrey de la Nueva España, y se le adjudicaron las dos terceras partes de la Encomienda a su cargo. Luis de Quezada, esposo de María Jaramillo, peleó la posesión de la Encomienda a Beatriz de Aranda, y el litigio llegó hasta el Consejo de Indias en España, que resolvió otorgar a cada personaje la mitad de la Encomienda. Tiempo después, la Encomienda, ante la falta de sucesión, pasó a Pedro Cadena hasta su extinción por la incorporación definitiva de dicha Encomienda a la Corona española.
Otomíes y chichimecas; las minas y el Camino Real a Zacatecas
Los otomíes y vecinos de Xilotepec fueron de gran ayuda para los españoles en la conquista y pacificación del Bajío. Ellos, junto con otros valerosos guerreros como Juan Valerio Bautista de la Cruz, combatieron contra los chichimecas y fundaron pueblos como Querétaro y Apaseo. En 1540, con motivo de la visita del virrey Antonio de Mendoza a la provincia menor de Xilotepec, se organizó una célebre “montería”, la cual gustó tanto al virrey que éste mismo propuso que se organizara otra en 1542. Poco tiempo después, se descubrieron minas en Zacatecas y luego en Guanajuato, por lo que se construye el Camino Real a Zacatecas, cuyo paradero sería Xilotepec, hoy conocido como “Camino de Tierra adentro” y considerado una de las rutas más importantes del México colonial.
Municipalidad
Para fines del siglo XVIII, Xilotepec dejó de ser Alcaldía Mayor, y se convirtió en municipalidad subordinada al partido de Huichapan, comprendido dentro del distrito de Tula de Allende. Durante la Independencia de México, fueron las masas campesinas de provincia (los otomíes) quienes, armados con flechas, palos y otros instrumentos, acompañaron a Miguel Hidalgo y Costilla, a Ignacio Allende y a otros insurgentes en su ruta libertaria. Al ser erigido como estado libre y soberano, el Estado de México se dio a la tarea de reorganizarse política y administrativamente. En este proceso, Jilotepec fue separado del partido de Huichapan y se incorporó a los pueblos de Villa del Carbón, Chapa de Mota, Acambay, Aculco, San Andrés Timilpan y San Juan Acazuchitlán, e inició así su vida municipal el 11 de marzo de 1824. Al expedirse, en 1861, la Constitución del Estado de México, se confirmó la categoría política de Jilotepec como uno de los distritos del estado. De 1850 a 1878, la historia de Jilotepec registra grupos de campesinos descontentos por la explotación a la que eran sujetos. En 1860, fue escenario también de la Batalla de Calpulalpan, específicamente en San Miguel Mandó, hoy San Miguel de la Victoria, que dio el triunfo a los liberales, al mando de Jesús González Ortega, sobre los conservadores, dirigidos por Miguel Miramón; con este hecho se puso fin a la Guerra de Tres Años o Guerra de Reforma.
Jilotepec de Abasolo y la feria anual
En 1861, por decreto número 27 y en atención a la importancia económica y social de Jilotepec, el Congreso del Estado le concede el título de villa y la facultad para organizar una feria anual, la cual se prolongaría durante ocho días a partir de diciembre de cada año. El 28 de abril de 1872, por decreto número 7, el Congreso estableció que la feria de Jilotepec se verificaría del 8 al 15 de diciembre de cada año. El 3 de abril de 1878, por decreto número 78, el Congreso eleva a la categoría de ciudad a la cabecera municipal, con el nombre de Jilotepec de Abasolo. Durante esta década, el municipio tuvo ampliaciones y segregaciones en su territorio, pero también en este momento inició su mejoramiento urbano, al construirse el jardín, la plaza, los portales y edificios que aún hoy conserva.
Porfiriato y carrancismo
Durante el régimen de Porfirio Díaz la vida social giraba en torno a los grandes hacendados del municipio; por ello, no hubo ninguna participación de la población en los asuntos políticos, sociales y comerciales. Jilotepec fue y ha sido semillero de ideólogos, entre los que destacan Andrés Molina Enríquez y Pascual Morales y Molina, abogados destacados que en el periodo revolucionario pusieron sus ideas al servicio de la causa emancipadora. Esta conducta dio lugar a que el 19 de octubre de 1915, Venustiano Carranza nombrara a este último gobernador y comandante militar del Estado de México. Durante el periodo revolucionario llegaron a Jilotepec diez mil soldados carrancistas, lo cual infundió pánico en la población; sin embargo, las propiedades y bienes de los vecinos de Jilotepec se respetaron. Al concluir la Revolución, entre 1918 y 1935, el reparto agrario dio sus primeros pasos gracias a las ideas agraristas de Molina Enríquez. La desmembración de las grandes haciendas benefició a los campesinos de 73 poblados de Jilotepec, quienes en 1941 recibieron de manos del general Manuel Ávila Camacho, en ese entonces presidente, sus títulos agrarios.
Décadas de 1930, 1950 y 1980
A partir de la década de los treinta se da un giro en la participación de la sociedad; la escuela rural contribuye al cambio, los representantes populares acceden a cargos públicos. En la década de los cincuenta se inicia la infraestructura de servicios básicos y, con ello, la mejora de la vida de los habitantes. En 1986, el municipio de Jilotepec sustituye la voz de Abasolo por la de Molina Enríquez.

Escudo:

Escudo-Jilotepec

El jeroglífico toponímico de Xilotepec está compuesto por la representación de un cerro y sobre él, dos mazorcas con las espigas del maíz tierno, el cual se encuentra en el Códice Mendocino.

Orografía:
El municipio está dominado pro planicies, pero también tiene zonas abruptas y accidentadas, llanuras, variedad de barrancas y cerros como el de: La Virgen, El Guzdá o Tecoloapan y el Canalejas, del cual por su altura es posible dominar todo el magnífico horizonte de la región.
Al sur del municipio se extiende el sistema montañoso formado por la sierras de Jilotepec y San Andrés. Destaca de este sistema el exuberante y siempre verde cerro de Jilotepec, a cuyo pie se encuentra, en una planicie ligeramente inclinada, la cabecera municipal.

Clima:
El clima de la región está clasificado dentro del grupo de subclimas templados mesotérmicos; su temperatura oscila entre los 14ºC. La precipitación pluvial media anual es de 700 y 800 milímetros, con 288 días libres de heladas.

Clima-Jilotepec-01

Hidrografía:
Muchos arroyos cruzan el suelo del municipio, algunos de caudal permanente y otros sólo de temporada de lluvias. De los primeros destacan: Los Charcos, Las Canoas y El Colorado.
Cuenta también con presas y bordos importantes, entre los que destacan: Danxho, Santa Elena, Huapango, Xhimojay, La Huaracha, la Concepción, Los Quelites, La Tinaja y La Macúa.
El inventario general de sus recursos hidrográficos arroja las siguientes cifras: 41 manantiales; 3 pozos profundos; 1 río permanente; 44 arroyos intermitentes; 8 presas; 148 bordos y 3 acueductos.

Hidrologia-Jilotepec

Fauna:
Los animales silvestres con que todavía cuenta la región son: pato, codorniz, garza, liebre, tuza, tejón, tlacuache, armadillo, zorrillo, gato montes y venado.

Flora:
El municipio tiene bosques densamente poblados de encinos, pinos, oyameles, cedros y sabinos. La vegetación en planicies se encuentra formada por pastizales y arbustos, alternados con maguey, nopal y capulín o tejocote que caracterizan la región. Entre las plantas medicinales hay gordolobo, ruda, epazote, borraja, ajenjo, cedrón, yerbabuena, hinojo, manzanilla, tianguispepetla, tlacoya, flor de manita.

Flora-y-Fauna-Jilotepec

Tip de Seguridad

Poleas-Distintos-Equipos